7.6.08

Rosa íntima (Juan Ramón Jiménez)

(Todas las rosas son la misma rosa,
¡amor! La única rosa.
Y todo queda contenido en ella,
breve imagen del mundo,
¡amor! La única rosa.)
Rosa, la rosa... (Pero aquella rosa...)
La primavera vuelve
con la rosa
grana, rosa, amarilla, blanca , grana;
y todos se embriagan con la rosa,
la rosa igual a la otra rosa,,.
¡Igual es una rosa que otra rosa?
¿Todas las rosas son la misma rosa?
Sí (pero aquella rosa).
La rosa que se aisla en una mano,
que se huele hasta el fondo de ella y uno,
la rosa para el seno del amor,
para la boca del amor y el alma.
(...Y para el alma era aquella rosa
que se escondía dulce entre las rosas,
y que una tarde ya no se vio más.
¿De que amarillo aquella fresca rosa?)
Todo, de rosa en rosa, loco vive,
la luz, el ala, el aire,
la onda y la mujer,
y el hombre, y la mujer y el hombre.
La rosa pende bella
y delicada para todos,
Su cuerpo sin penumbra y sin secreto,
a un tiempo lleno y suave,
intimo y evidente, ardiente y dulce.
Esta rosa, esa rosa, la otra rosa...
Sí (pero aquella rosa...).
Juan Ramón Jiménez ( Moguer, 1881-Puerto Rico, 1958)

12 comentarios:

Alatriste dijo...

Apenas a unos kilómetros de mi casa, está el pueblo de este artista universal que es Juan Ramón Jiménez, así que me gustó mucho leer uno de sus poemas en tu blog. Un beso fuerte, amiga.

Maria Jesús dijo...

La sensibilidad de Juan Ramón Jiménez no tiene igual. He descubierto tu blog a través del de Shanty y es maravilloso

Alichín dijo...

¿Quién (entre los hablantes hispanos) no fue acompañado en la infancia por este gran escritor? ¿Acaso no fue Platero y todos nosotros? Más tarde, sus poemas y otros escritos, siempre magníficos y llenos de amorosa sabiduría.
Recordar a Juan Ramón es recorrer un trozo de nuestra propia vida.
Agradezco la visita y las palabras.
Un fuerte abrazo.

Alichín

Cani dijo...

Alatriste: Juan Ramón esta entre mis poetas favoritos y siempre tuve ilusion por conocer Palos de Moguer, pero aunque estuve unos meses viviendo en Cordoba, no se me presento la ocasion, pero no desisto.

Maria Jesus: gracias por tu visita, yo tambien conozco tu blog aunque aun no te haya dejado nunca comentario, pero entre por que siempre me gustaban tous comentaios en otros blogs amigos, volvere, espero que tu tambien lo hagas.
Alechin: Tienes toda la razon, en mi hogar los poetas de esta generacion, y los del 27, fueron de lectura casi diaria. Mi padre lo hacia en voz alta y nosotros lo disfrutabamos.

Un abrazo

okaza carlita dijo...

Rosas y rosas... que hermoso poner en el nombre de una flor y en una flor, tantos sentimientos, amor, pasión, ternura... y pensar que es una flor tan frágil

besos

María del Carmen dijo...

Excelente blog, y el poema de Juan Ramón Jimennez me invito a vioajar a mis años de colegio.
Gracias por haberme regalado tan bello momento.
Asimismo su blog me trae los aires de Asturias, la tierrade mi abuela, quién me amo como yo lo necesite, y aunque ya viajo hacia ala uinmortalidad estuco conmigo durante 37 años, uno mejor que otro con ella.
Por ello doblemente agradecida , le felicito por su blog, y espero su nueva visita, y en caminando hacia al horizonte publique una mini exposición de mis trabajos, disfrutelos, si hace enlace con Pan con susurros entonces econtrará algo referido a letras.
Le dejo mi afecto y mi paz.
Hasta siempre.
María del Carmen

Shanty dijo...

Bellísima flor que hace gala al poeta Juan Ramón Jiménez. Y a tí, que nos haces deleitar estos poemas.
Gracias, es un gusto volver a tu casa.
Abrazos,
Shanty

Maria Jesús dijo...

Mi querida Cani: Si me haces saber tu E-mail, te haré llegar un detallito. Mi E-mail es mjesusvs@gmail.com

Nobel prize blogger dijo...

Querido Blogger

Nuestro equipo ha considerado su blog para integrar el Top 100-Blogs ESPAÑA
Si acepta esta designación favor pasar por nuestra web y dejar sus datos en la zona de comentarios.
Está atento de las Novedades y Rankings.

Toma nuestro banner y pégalo en tu magnifico blog desde ahora. Tus amigos y visitantes se irán familiarizando con este tu nuevo hogar.

Atento saludo

NPB-Team

Abuela Ciber dijo...

Bellisimo.
Cariños

miguel dijo...

Por favor, que pena que aún haya quien confunda el correcto nombre de la ciudad de este insigne poeta. Sres. "Palos de Moguer" NO EXISTE, es un error histórico que, según parece, singuen pretendiendo en difundir.

La ciudad nata de Juan R. Jiménez es MOGUER, a secas, sin mas, ningún añadido.

Palos es la localidad vecina, que realmente se llama PALOS DE LA FRONTERA, que es la cuna del descubrimiento de América, la localidad donde se gestó es descubrimiento, de donde eran los Pinzón y a donde acudió Colón para preparar su viaje. Esta localidad se ha llamado siempre y únicamente PALOS, hasta el año 1642 en que el ayuntamiento decidió adoptar el que tiene en la actualidad: PALOS DE LA FRONTERA.
Por desgracia, los primeros cronistas de Índias, que nunca pisaron estas tierras, confundieron ambas localidades, pensando que era una sola, y al escribir las primeras crónicas, pusieron ese "innombrable" esperpento de "Palos de Moguer", que tanto daño le hace a ambas localidades y que hace desaparecer la verdadera realidad de ambas localidades SIEMPRE independientes, aunque hermanas.

Cani dijo...

Sr.; me alegro de que usted sienta pena ante mi ignorancia,en un tiempo donde suele ser bastante alabada, asi como siento haberle echo tan gran ofensa. Respecto a lo de difundir tal error, pobre de mi, ya es bastante osadia por mi parte intentar hacerlo con la obra de los hombres y mujeres que durante mi vida, bastante larga ya, he considerado que ayudaron a que este mundo sea un poco mas bello.
Soy, como le digo, mayor y poco ilustrada, mis libros son tan antiguos como yo y de uno de ellos, encabezando los poemas, saque este dato de Juan Ramon.
Siento de verdad que sea erroneo y confiando en usted lo voy a cambiar, pero quiero decirle que lo unico que de verdad me duele es el "gran error", la barbarie, que hizo que el poeta no muriese en su patria, en su tierra, se llame como se llame esta.
Un saludo.
P.D. Me hubiese gustado contestarle en su pagina, si la tiene, para estar segura de que le llegan mis disculpas.